Blogia
La locomotora del oeste

Opinión

Presentación primer programa

Un domingo más y de él, la tarde.

El breve interregno de las fiestas va dejando paso al año nuevo y, por qué no, a las esperanzas renovadas.

Esperanzas en nuestras propias fuerzas para enfrentar la adversidad, en tiempos de adversidades.

Esperanzas en que la crisis del capitalismo universal, que algunos presumen terminal, puede dar paso a la construcción de un nuevo orden forjado por nuevos hombres.

Esperanzas porque, a pesar de todo, seguimos vivos y no bajamos los brazos. Esperanzas porque nos han quitado mucho de muchas cosas, pero no han podido robarnos la dignidad, aunque lo intentaron.

Esperanzas porque hay problemas y son muchos, pero también soluciones y las tenemos que encontrar nosotros. Si, nosotros; es decir vos y yo, tu vecino y el mío, tu compañero de fábrica, de oficina o de escuela. Tu amigo y mi amigo.

No esperemos que alguien las traiga de afuera, porque nadie hará por nosotros lo que vos y yo no seamos capaces de hacer por nosotros mismos.

Esperanzas porque vivimos en un continente que no quiere seguir siendo furgón de cola o patio trasero de ninguna potencia imperialista.

Esperanzas porque cuando los pueblos toman conciencia de sus destinos, nada ni nadie los puede detener.

Esperanzas porque hay vida. Y si hay vida hay sueños, proyectos, debates y utopías.

Esperanzas porque hay obreros que recuperaron empresas y hoy las están haciendo producir con éxito.

Porque volvieron al país seiscientos científicos, que quieren seguir investigando en la tierra que los vio nacer.

Porque, a treinta años del horror, las madres y abuelas siguen luchando y noventa y seis nietos pudieron reconstruir sus propias historias.

Esperanzas porque apostamos a la memoria y queremos ganarle la batalla al olvido.

Esperanzas porque hoy empezamos a construir un nuevo capítulo en este mágico mundo de la radio.

(Nota presentación del primer ciclo de “La locomotora” por Radio Local FM 103.7 Chivilcoy – B.A. – Argentina – Enero 2009)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres