Blogia
La locomotora del oeste

Evocación del doctor Santiago Reyes Gómez

Hay siempre acontecimientos importantes en la historia de Chivilcoy. Hay un calendario que podemos manejar a nivel nacional e internacional, pero no hay un calendario local. He intentado hacerlo y para eso tengo fechas.
Por ejemplo, un 6 de enero de 1928 fallecía el doctor Santiago Reyes Gómez. Era médico y se había desempeñado en la llamada Conquista del Desierto, a partir de 1870 hasta 1900 y tantos. Después de haber tenido ese paso por un fortín en la provincia de Buenos Aires, llega a Chivilcoy y se casa con una señorita de la familia Ortiz, gente en ese tiempo adinerada, que jugaba y tenía un importante papel en la sociedad chivilcoyana. Tal es así que hay descendientes, por ejemplo Carlos Gómez Ortiz –excelentísima persona, gran amigo-, que me facilitó un libro que se lama Sangre nuestra, donde hay una referencia al asesinato del poeta Carlos Ortiz.
Se bautiza con el nombre de este médico el antiguo Hospital de Cirugía “José Inocencio Arias”. Arias militó en el Partido Autonomista Nacional, fue gobernador de la provincia de Buenos Aires, participó en más de cien combates y estuvo en Chivilcoy, donde se lanzó su candidatura. Estuvo también en Chivilcoy con las tropas oficiales cuando se produce el levantamiento de Mitre, en 1874, previo a la batalla de La Verde. Falleció en 1912. Una calle, que a partir de 1897 se había llamado La Plata, luego llevó su nombre: es la que actualmente se denomina Hipólito Yrigoyen
El hospital estaba ubicado donde hoy está el Museo “Pompeo Boggio”, entre las calles Bolívar y Salta, en esa esquina. Con anterioridad había sido un terreno baldío de Miguel Cibelli, tío abuelo de mi madre.
A este hospital venían a realizarse cirugías gente de Buenos Aires y de diversos lugares de la provincia. Entre sus médicos podemos citar a los doctores Santiago Fornos, Julio Zunino, Carlos Correa, entre otros de mucho renombre en aquel tiempo.
Paralelamente a la fundación del Hospital Municipal, en 1887, se fundaba también el Hospital “José Inocencio Arias”. Pero estamos hablando de clases sociales, de diversos sistemas de salud. Al Hospital “José Inocencio Arias” no se accedía con facilidad. Los “pobres de solemnidad”, como se los llamaba en ese tiempo, iban al Hospital Municipal, si bien los servicios del Hospital de Cirugía eran también gratuitos. En 1933 pasa a llamarse Asistencia Pública “Doctor Santiago Reyes Gómez”, cinco años después de su muerte. Y pasa a ser municipal.
Con posterioridad, pero no muy lejos de esa fecha, se iba a fundar el sanatorio social, pertenecientes a las asociaciones de socorros mutuos frente a la Plaza Moreno, donde después estuvo el Frigorífico El Triunfo. Era para gente que podía pagar una cuota social.
La actividad de la Asistencia Pública fue decayendo, no se renovó su instrumental quirúrgico, los elementos técnicos, y quedó reducida a un servicio de enfermería, donde uno podía ir a colocarse una vacuna o realizarse los primeros auxilios muy precarios.
Con posterioridad, a fines de la década de 1970, se instala la llamada Casa de la Cultura, que abarcaba un museo de artes plásticas, un archivo histórico y el Museo Histórico Municipal “Francisco A. Castagnino”. El museo de artes plásticas, que por iniciativa de Antonio Bardi es bautizado como “Pompeo Boggio”, sigue funcionando en el lugar. El archivo y el museo pasaron a la calle 9 de Julio 177, la antigua casa de Vicente Loveira.
Autor: Juan Larrea
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres